Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

En el momento del desplazamiento del palet, una vez acabado de montar, hasta el punto de flejado es inevitable que se produzcan movimientos de cajas. Estos movimientos generan espacios dentro del palet que impiden que el fleje quede con la tensión necesaria. Debido también a este movimiento de cajas las cantoneras no quedan bien colocadas, provocando estos factores que el flejado quede sin tensión. La consecuencia de este embalaje de mala calidad es que cualquier sacudida al palet puede acabar con todo el producto tirado por el suelo. Si los palets tuvieran un valor de 20 euros seguramente no sería un problema muy grave pero normalmente el dinero que cuesta esta mercancía es mucho mayor.

Para solucionar este problema, Reisopack ha desarrollado la tecnología CRC, o lo que es lo mismo, el sistema Compactador de Recolocación de Cantoneras. Este innovador sistema lo que hace es compactar la carga por la parte frontal y posterior del palet, eliminando los espacios intermedios. Una vez compactado el palet, un ingenioso sistema escuadrador coloca las cantoneras en la posición perfecta para asegurar el mejor embalaje. Gracias a esto el fleje mantiene toda la tensión y las caídas de palets al suelo por culpa de cualquier sacudida ya no serán un problema. Y es que cuesta mucho menos un buen embalaje que un palet en el suelo.