EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

SICK: Detectar la carga de material para prevenir accidentes

  • 01/06/2016, Sant Just Desvern (Barcelona)

  • Artículo especializado de Mikel Saez de Buruaga, Product Manager Industrial Safety de SICK Optic-Electronic, S.A.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Safeguard Detector es un sistema de seguridad con certificación TÜV para la detección de la pila de cartones que queda en los alimentadores, por ejemplo, en empaquetadoras en cajas de cartón, empaquetadoras de bandeja o envolvedoras. Garantiza que siempre haya en el alimentador una cantidad suficiente de piezas para que no sea posible intervenir en el mecanismo de extracción y montaje de la máquina. En comparación con las medidas de protección distanciadoras, este sistema no solo necesita menos espacio y es más ergonómico, sino que también ofrece una flexibilidad sin igual a la hora de cambiar de formato. Tanto para constructores de maquinaria como para los usuarios, ésta representa una clara ventaja en términos de costes y eficiencia.

Los packs de seis unidades, ya sea en el formato clásico de funda de cartón con clip o embalados en bandeja con asa de soporte, son los envases más extendidos en el mercado de la cerveza. Para que las máquinas envolvedoras, por ejemplo, puedan formar estos multipacks, los alimentadores suministran los cartones plegables planos que un descargador rotatorio o una ventosa retiran de la pila de uno en uno para luego ser dispuestos montados en la máquina. 

Protección de los sistemas de alimentación de piezas recortadas contra riesgos de accidente

Desde el punto de vista técnico de seguridad, la provisión suficiente de cartones recortados en el alimentador cumple la función de un resguardo físico, pues bloquean la abertura situada entre el alimentador y el propio proceso de embalaje, impidiendo así la intervención directa del operador en los mecanismos móviles de la máquina. Sin embargo, si el alimentador queda vacío, el acceso a esta zona de la máquina queda desprotegido. La intervención en las partes de la máquina en movimiento y, por tanto, peligroso, por ejemplo a la hora de cambiar el material o de subsanar un fallo, alberga la posibilidad de sufrir lesiones graves. Esta posibilidad debe excluirse empleando las pertinentes medidas de seguridad, especialmente la exigida en la norma EN 415-7 "Seguridad en las máquinas de embalaje", conforme a la cual deben protegerse las aberturas de los resguardos físicos, como aquellas que se originan con los alimentadores vacíos de carga.

Reducción de la productividad por falta de ergonomía y flexibilidad en la seguridad

Hasta ahora, la función de protección se llevaba a cabo, en muchos casos, utilizando túneles mecánicos con los que se mantenía la distancia mínima requerida al punto de peligro. Una alternativa constructiva a estos túneles consiste en colocar el alimentador a una altura accesible únicamente con un medio auxiliar de ascenso. Sin embargo, ambas medidas resultan poco ergonómicas, ya que dificultan el llenado rutinario del alimentador y ralentizan mucho esta operación. A esto hay que añadir que estas medidas constituyen un considerable esfuerzo mecánico adicional, necesitan mucho espacio de montaje y, a la hora de cambiar los formatos de las cajas de cartón, ofrecen una flexibilidad limitada o nula.

Elegancia e inteligencia: supervisión segura de los alimentadores con Safeguard Detector

Las soluciones inteligentes de sensores y de control han permitido en los últimos años alcanzar al mismo tiempo los objetivos de productividad y de seguridad. Como ejemplo tenemos la supervisión de alimentadores de piezas recortadas en las máquinas de embalaje: Safeguard Detector es una alternativa de seguridad que garantiza una supervisión certificada y, en lo que se refiere a la construcción, abre nuevas posibilidades hacia unos diseños de la maquinaria más ergonómicos y menos espaciosos. La solución se compone de dos fotocélulas de reflexión sobre objeto MultiPulse y un controlador de seguridad modular Flexi Soft. Como sistema certificado, Safeguard Detector cumple los requisitos normativos hasta SILCL2 según EN 62061 y el nivel de rendimiento PL d según EN ISO 13849.

Los sensores MultiPulse del Safeguard Detector detectan las piezas de cartón que hay en el alimentador. Son capaces de detectar con total fiabilidad colores y superficies de los cartones desde muy claros hasta muy oscuros. Los dos sensores están conectados a un controlador de seguridad modular Flexi Soft que evalúa las señales de los sensores MultiPulse con bloques de funciones certificados. Tan pronto como las fotocélulas MultiPulse detectan una cantidad mínima crítica de cartones apilados, las salidas de Flexi Soft se desconectan y la máquina se detiene para garantizar la seguridad. No podrá ponerse en marcha de nuevo hasta que no vuelva a haber en el alimentador un número suficiente de cartones.

Productividad y seguridad perfectamente armonizadas

Las funciones de detección y de control del Safeguard Detector se integran de forma sencilla, tanto en máquinas nuevas como en máquinas antiguas a modificar. El sistema garantiza la supervisión fiable de la cantidad mínima de material que debe haber en el alimentador, asegurando así la óptima disponibilidad y productividad de las empaquetadoras de cartón o de las envolvedoras a la hora de montar las unidades de embalaje. Además, ofrece al operador de la máquina un grado máximo de flexibilidad cuando han de cambiarse los formatos de las piezas de cartón. La compacta carcasa del sensor permite que las fotocélulas MultiPulse precisen poco espacio para su montaje. A diferencia de los sistemas de túnel, las distancias al punto de peligro, y por tanto, la propia superficie ocupada por la máquina se ven reducidas. Al cambiar el formato, no cambia la disposición de seguridad, porque las guías laterales del alimentador siempre mantienen la misma distancia al contorno definido de las piezas de cartón. Esta forma de supervisión mejora el acceso a los alimentadores y lo hace más sencillo, permitiendo además que la máquina de embalaje esté lista para nuevos formatos de cajas de cartón en un tiempo muy corto. En lo que se refiere a la protección del operador de la máquina, Safeguard Detector dispone de certificado de seguridad como sistema, por lo que no es necesario el planteamiento adicional de un plan de seguridad.

Preparado para funciones de seguridad generales

El controlador de seguridad Flexi Soft puede programarse individualmente con la ayuda del software de configuración Flexi Soft Designer, sencillo y gratuito. Permite operar el Safeguard Detector conectado en red a otras aplicaciones de seguridad típicas de las máquinas de embalaje. Están disponibles en este sentido los módulos correspondientes, como por ejemplo para las aplicaciones Motion Control. Con Flexi Loop puede establecerse una conexión de sensores en cascada en el marco de una solución de control Flexi Soft. De este modo, en las instalaciones de embalaje pueden supervisarse con fiabilidad y eficiencia puertas, tapas de protección y cubiertas con el mínimo cableado y la máxima seguridad. Finalmente, las pasarelas de bus de campo opcionales ofrecen numerosas posibilidades de integración y de diagnóstico y un alto grado de seguridad para su inversión.

Detectar la carga de material para prevenir accidentes: Safeguard Detector de SICK es la solución ideal para la supervisión de la automatización y de la seguridad de los alimentadores de cartones recortados en las máquinas de embalaje.

Mikel Saez de Buruaga, Product Manager Industrial Safety de SICK Optic-Electronic, S.A. 

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección C/ Frederic Mompou, 4B
08960  Sant Just Desvern
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)