Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Los encoders de SICK controlan y aseguran las secuencias de movimiento para obtener procesos eficientes y precisos. Detectan la velocidad exacta, la rotación, la trayectoria o el ángulo de un movimiento y transmiten los datos resultantes al control del proceso o a la nube para procesarlos y analizarlos.

Fácil configurabilidad y opciones de programación flexibles son dos de las principales características de los encoders de SICK. Gracias a las tecnologías ópticas y magnéticas que incorporan, resultan idóneos para su uso en una gran variedad de sectores. Los encoders de SICK llevan décadas aplicándose con éxito en las más diversas tareas, con una gama de productos que ofrece desde sistemas de realimentación del motor para la tecnología de accionamientos hasta encoders para la construcción de maquinaria.

AFS/AFM60 Inox: resistente, preciso, programable

Con una resolución total de 18 bits (AFS60 Inox) o 30 bits (AFM60 Inox) y una amplia gama de parámetros programables, los encoders absolutos monovuelta AFS60 y los encoders absolutos multivuelta AFM60 constituyen un nuevo referente en el sector de los encoders de acero inoxidable. La gran resolución, el elevado tipo de protección IP y la carcasa de acero inoxidable hacen posible su uso en aplicaciones con condiciones del entorno adversas y grandes exigencias de resistencia contra medios agresivos como productos de limpieza y sal.

Estos encoders están equipados con una interfaz SSI y, además, el AFM60 Inox cuenta con la combinación de interfaces SSI + incremental y SSI + Sin/Cos. Ambos encoders pueden programarse mediante el dispositivo de programación PGT-08-S basado en PC o el dispositivo de programación portátil PGT-10-Pro.

DFS60 Inox: encoder incremental de alta resolución

El DFS60 Inox es un encoder incremental de alta resolución con un diámetro de 60 mm y diseño en acero inoxidable. Ofrece una gran variedad de interfaces mecánicas y eléctricas y la posibilidad de programación por parte del usuario si así lo desea. Su mecánica robusta, el amplio rango de temperaturas y el tipo de protección IP 67 convierten al DFS60 Inox en el encoder ideal para aplicaciones en condiciones del entorno adversas. Dispone de unas posibilidades de programación inéditas en el mercado, como la de parámetros eléctricos tales como el pico de la señal de salida, el número de impulsos por revolución o la anchura de impulso cero.

Ambos encoders son especialmente indicados para su uso en la industria de alimentación y bebidas, en máquinas de embalaje, en tecnología médica y en aplicaciones exteriores en instalaciones portuarias o marítimas.