Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Su precisión permite optimizar con absoluta fiabilidad los procesos de combustión a través de un manejo sencillo. Puesto que hacen la medición directamente tras la combustión, el valor de oxígeno se ajusta al combustible de forma óptima.

Medir el oxígeno con fiabilidad es tan importante para el control de un proceso de combustión optimizado como lo es para la supervisión de las emisiones. Siendo esta una de las aplicaciones más exigentes dentro de la automatización de procesos industriales, el analizador debe ser fácil de integrar y, ante todo, resistente. No obstante, lograr una combustión óptima depende de una dosificación perfecta. Una cantidad insuficiente de oxígeno provoca una combustión incompleta y, por tanto, mayores emisiones de CO. Por el contrario, un volumen excesivo de oxígeno genera una gran pérdida de calor a través de los gases de escape.

La serie ZIRKOR proporciona un valor de referencia de oxígeno para la medición de emisiones, por lo que garantiza unos resultados de medición fiables. Se encuentra disponible en tres versiones: ZIRKOR100 para instalaciones pequeñas, ZIRKOR200 para grandes instalaciones de combustión y ZIRKOR302 para el ajuste sin gas de prueba.

Robustez, uso sencillo y análisis precisos

El ZIRKOR100 es extremadamente robusto gracias a su innovadora tecnología de células. La función integrada de diagnóstico de células reduce la necesidad de mantenimiento, puesto que se puede acceder a distancia a toda la información importante a través de la aplicación ZIRKOR Remote.

El ZIRKOR200 es un analizador de alta tecnología fácil de conectar. Funciona sin problemas a temperaturas ambiente de hasta 1.600 °C y se calibra automáticamente. La variedad de longitudes de lanza y la gran cantidad de interfaces permiten su instalación en las más diversas instalaciones y aplicaciones. La variante de hasta 600 °C cuenta, además, con la certificación EN 15267.

El ZIRKOR302 se diferencia de las otras versiones principalmente por la calibración automática utilizando aire ambiente. El acreditado principio de sondas de corriente no requiere gases de prueba, y proporciona una medición duradera e increíblemente precisa, incluso a altas temperaturas. Está disponible opcionalmente con bomba de gas de medición o con eyector de aire comprimido.