Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

A continuación explicaremos cómo instalar un pavimento de vinilo en rollo de manera rápida y sencilla y conseguir un acabado perfecto.

Preparar el soporte

El soporte sobre el cual se colocará el rollo de suelo vinílico deberá estar seco, a nivel, liso, sin grietas y limpio de polvo, aceite, grasa o sustancias químicas. Primero se debe aplicar una imprimación para facilitar la unión de los adhesivos, para a continuación aplicar una pasta niveladora que ayude a que el suelo tenga una superficie pareja y el revestimiento tenga luego una mejor terminación.

Preparar el pavimento

Para los rollos de 2 metros de ancho, Supreme Floors recomienda ejecutar el corte 24 horas antes de colocar. Se deben enrollar flojamente los anchos y colocarlos derechos para aclimatar. Los rollos de 4 metros de ancho deben cortarse a medida y colocarse horizontalmente para aclimatar. Luego se necesita colocar el rollo a lo ancho en su posición, cortar las juntas según el modelo de corte doble (solapado), encimando una sobre la otra y cortando en el medio. Finalmente, doblarlo por la mitad para poder aplicar el adhesivo.

Aplicar la cola

Aconsejamos utilizar adhesivos acrílicos para colocar y pegar los pavimentos al suelo. Se necesita distribuir la cola con espátula de manera uniforme por la superficie donde se colocará luego el pavimento y realizar movimientos rectilíneos para evitar excesos de cola. Por último, es necesario esperar unos minutos hasta que el adhesivo esté seco al tacto.

Colocar el suelo

En este nuevo paso se debe desdoblar el rollo para ubicar el revestimiento en su sitio sobre la superficie encolada y presionar suavemente con una plancha de madera. Luego, pasar un rodillo sobre el pavimento de vinilo para eliminar burbujas de aire y terminar de adherir el revestimiento al suelo, comenzando desde el centro y yendo hacia afuera. Durante el secado, se recomienda no pisar el revestimiento sin pasar por encima con vehículos. Finalmente, hace falta repetir los pasos anteriores para la otra mitad del rollo y para todos los rollos que haya que instalar.

Media caña (opcional)

Si se quiere dar una terminación más profesional se puede colocar un zócalo media caña entre la unión de la pared con el suelo. Para ello, debe pintar con cola unos centímetros en la pared y en el suelo, intentando que la unión entre ambos quede cubierta con el adhesivo. Más tarde, se deben colocar las piezas de zócalo media caña en su sitio y presionar para asegurar su adherencia y esperar a que se seque. El siguiente paso es cubrir con una capa de pegamento y recubrir luego con el revestimiento vinílico. Y por último, para las terminaciones, se corta el pavimento en V con un cortante para formar un ángulo que recubra las esquinas.

Soldadura en caliente

En sitios comerciales o industriales se recomienda sellar las uniones entre los rollos con un cordón de soldadura, que también da una mejor terminación y evita que en ellas se acumule polvo y suciedad. Para ello, es necesario biselar primero las juntas con una biseladora para formar una hendidura que permita albergar el cordón de soldadura y luego colocar el cordón en su posición y soldar en caliente. La soldadura se puede realizar de forma manual o bien automática. Y ya, finalmente, retirar los sobrantes con un cuchillo enrasador.

¡Y ya podemos disfrutar de nuestro nuevo ambiente!