Empresas de logística: consejos para elegir el ‘partner’ idóneo

La decisión de externalizar la logística desata todo un proceso de búsqueda de empresas de logística que puedan acoplarse a nuestras necesidades y forma de funcionar. ¿Cómo elegir el proveedor de logística idóneo? ¿Cuáles son los criterios que van a decantar la balanza hacia un lado u otro?

En este artículo hablamos de 8 consejos para que el proceso de externalización logística llegue a buen puerto. ¡Empezamos!

 

1. Antes de enviar la petición de información

 

– Deja todos los requisitos claros en el proyecto de subcontratación

Las empresas de logística deben presentar una propuesta que se adapte a las necesidades de tu empresa, pero para ello tienen que tener claros los requisitos respecto al servicio, la información específica sobre los productos y también el sistema logístico actual. Todo ello es clave para estudiar cómo ambas empresas pueden integrarse a nivel operativo.

En nuestro artículo sobre cómo elaborar el proyecto de subcontratación desgranamos la información esencial que incluir en él.

 

– Realiza una preselección de operador

A la hora de buscar qué tipo de operador logístico encaja con nuestras necesidades, se puede realizar una preselección en función de:

  • Los servicios qué externalizar: en este sentido, los operadores logísticos se organizan en función del área de la cadena de suministro de la que se ocupan: transporte, transporte y almacenaje, transporte, almacenaje y preparación de pedidos…
  • Las características especiales ligadas al sector o producto: existen operadores logísticos especializados en un sector específico (sector automoción, sector editorial, sector químico y fitosanitario, sector textil y calzado…) o en un producto especial (perecederos, mercancías peligrosas…).

 

2. Con la propuesta del operador encima de la mesa

 

– Investiga acerca de su experiencia

Comparar empresas de logísticaEste apartado está íntimamente ligado al punto anterior. La trayectoria del operador logístico importa y mucho. En caso de atesorar experiencia, esta será muy beneficiosa para la fase de puesta en marcha y de integración de ambas empresas, puesto que el proveedor conoce los entresijos específicos del sector y está familiarizado con ellos.

 

 

– Indaga acerca del equipo y las líneas de comunicación

Tanto el equipo propuesto por el proveedor logístico como las líneas de comunicación planteadas son claves para que el trabajo en conjunto entre las dos empresas llegue a buen puerto. Asegúrate de que los profesionales planteados cuentan con la suficiente experiencia y que las líneas y tiempos de comunicación están bien definidos.

 

– Examina la infraestructura y tecnología usada por el operador

La infraestructura y la tecnología usada por el operador son dos variables muy importantes para el desarrollo del servicio logístico. Ambas deben ser compatibles con tus objetivos y con tu estrategia empresarial.

 

– Comprueba su estabilidad financiera

La logística ocupa un lugar central en el funcionamiento de la cadena de suministro, que al final es la columna vertebral de la empresa. Uno de los riesgos de la externalización logística es la interdependencia que existe entre empresa y operador. Por ello, hay que asegurarse de que el proveedor de logística cuenta con una estabilidad financiera que evite futuras complicaciones.

 

– Evalúa la relación calidad-precio de la propuesta

A primera vista, este es el punto que acelera la toma de decisiones. Sin embargo, interesa sopesar la relación calidad-precio y, sobre todo, que la propuesta económica corresponda a los indicadores detallados en el proyecto de subcontratación. Si la empresa de logística ha cumplido con tus requisitos, tendrás la posibilidad de analizar y comparar las propuestas más eficazmente.

Por otro lado, como puntos extra hay que valorar los pluses que propone cada operador en relación a la calidad del servicio: garantía de rapidez de entrega, atención al cliente…

 

Como conclusión, no podíamos terminar este artículo sin destacar que dentro de la empresa hay que contemplar:

  • La reorganización de los equipos que antes se ocupaban de la logística.
  • El reparto de las nuevas tareas y de los flujos de comunicación entre empresa y proveedor.

De esto dependerá que la puesta en marcha de la externalización logística esté lo más organizada posible. Recopilamos el proceso completo en esta infografía:

Infografía: ¿conviene a mi empresa externalizar la logística?

 

 

Deja un comentario

11 + 8 =