EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Repunta el hurto de artículos veraniegos

  • 12/07/2010, Madrid

  • Checkpoint Systems propone un decálogo para proteger mejor los artículos veraniegos ante los hurtos.

 

Fabricantes y distribuidores están preocupados por el repunte este año del hurto en tiendas de artículos veraniegos, en particular de gafas de sol, cremas bronceadoras e hidratantes, toallas y trajes de baño, chancletas y calzado de playa, desodorantes y preservativos.

Buena parte de los productos de cosmética y parafarmacia figuran en la lista de los artículos más robados en el último Barómetro del Hurto en la Distribución publicado en 2009.

De hecho, la pérdida desconocida en esta categoría de productos alcanza el 1,58% frente al 1,33% de media porcentual en Europa sobre ventas para el conjunto de artículos. La ropa acapara históricamente el mayor índice de la pérdida desconocida, con un 1,85% sobre ventas.

Este repunte estacional del hurto es una prueba más de los efectos perversos de la crisis económica sobre la capacidad de compra y la honestidad del consumidor.

Afortunadamente la mayoría de los minoristas están adoptando medidas para proteger los artículos en exposición para no limitar la venta por impulso tan necesaria para asegurar los márgenes en este contexto de crisis económica tan aguda.

Una buena estrategia de protección de artículos se podría resumir en el siguiente Decálogo de Protección:

  1. Utilice equipamiento inteligente: Muchos retailers dudan a la hora de adquirir aparatos "inteligentes" debido a su coste. Pero es importante tener presente que cuanta más información se tenga mayor será el conocimiento sobre el hurto. Por eso, ahorrar en equipos es un error estratégico.
  2. Formación del personal: La adquisición del equipamiento ha de estar acompañada de un plan de formación interno. De nada sirve tener buenos aparatos si luego no se saben interpretar a nivel interno.
  3. Proteja los productos más caros o los que más se roban: Parece obvio, pero es fundamental identificar qué productos se han de proteger de manera prioritaria, tanto los más costosos como los que sufren mayor índice de hurto. Hay que priorizar.
  4. Siga vigilante: No conviene dormirse en los laureles después de haber instalado un equipamiento para la protección de artículos. Por experiencia sabemos que después de una instalación muchos responsables de seguridad se acomodan, como si ya no fuera necesario seguir revisando los artículos recién protegidos. Pero esto es un error, porque la lucha contra el hurto es a largo plazo y siempre hay que estar vigilantes.
  5. Promueva los programas de protección en origen: Cuanto más protegidos llegan al lineal los productos, más se venden. Esto lo saben los fabricantes y los minoristas. Por eso conviene persuadir a los productores en general de que incrementando la seguridad se garantizan una mejor posición en tienda y una venta por impulso mucho más rentable que si los productos estuvieran dentro de armarios de seguridad.
  6. Analice la cantidad de sus medidas de protección: No por instalar muchas protecciones se reduce el hurto. La esencial es implementar las soluciones más apropiadas en función de su establecimiento y de sus artículos en libre disposición.
  7. Mantenga el ambiente agradable de compra: La protección de los artículos no debe ser en ningún caso un obstáculo para la experiencia de compra del consumidor. El cliente es el "rey" y ha de sentirse a gusto comprando, viendo los artículos, leyendo los consejos e instrucciones de uso, etc. Por eso es fundamental mantener en entorno de compra que no vulnere el diseño de la tienda ni el packaging de los productos.
  8. Revise el círculo de decisión del ladrón profesional: Hay que tener siempre presente la capacidad de respuesta del ladrón sobre todo si es profesional. Por eso hay que "redescubrir" constantemente cómo se mueve el ladrón: su elección de establecimiento, el acceso, el lineal, la salida y nuestra capacidad última de respuesta.
  9. Revise también el mismo círculo para el personal interno: Al fin y al cabo, un tercio del hurto proviene en términos generales de los empleados.
  10. Participe en acciones de sensibilización ciudadana: Hay que seguir educando a la ciudadanía contra el robo. Por eso es oportuno contribuir en campañas de sensibilización social que alerten contra los peligros de consumir o adquirir artículos robados. Coordinar estas acciones de concienciación con otras empresas de nuestro sector ampliará el eco de estas campañas y beneficiará a todos.
Teléfono
Ver teléfono
Dirección C/ Orió, 1
08228  Terrassa
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)