Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

CEPSA Lubrisur necesitaba una solución para calentar bidones de aditivos a diferentes temperaturas y reducir el tiempo de calentamiento de los mismos. Además necesitaban que el sistema mejorase la productividad y supusiese una innovación tecnológica así como un ahorro de energía.

DENIOS diseñó y fábricó una cuádruple cámara térmica con capacidad para 8 contenedores de 1000 litros. La fuente de energía era vapor de agua y tenía cuatro puertas aisladas térmicamente para su uso independiente.

El reto

En la planta de fabricación de lubricantes de CEPSA (Lubrisur) fabrican una gran variedad de aceites lubricantes (para automoción, industria, engranajes, marinos, etc.). Esta planta necesitaba modernizar el sistema para el calentamiento de bidones de aditivo, para lo que se pensó en la adquisición de una cámara de calentamiento.

Para el diseño del equipo se tuvieron presentes dos factores fundamentales: la necesidad de calentar los bidones de aditivo a distintas temperaturas, cumpliendo estrictamente con las especificaciones dadas por el fabricante de cada aditivo, y de reducir el tiempo de calentamiento de los mismos.

Además, los elementos de control de la cámara térmica debían ser comandados por el sistema de control de la planta, dejando evidencia de los parámetros fundamentales de funcionamiento: tiempo de calentamiento, temperatura alcanzada, etc.

Estos requisitos fueron expuestos a los expertos de DENIOS a los que también se plantearon otros factores como la seguridad y ergonomía en su utilización, eliminación de los vapores, minimización del impacto ambiental y la eficiencia energética.

En definitiva, se pretendía disponer de un equipo que aportase una mejora a la productividad de la fábrica y dispusiese de los últimos avances tecnológicos.

Solución - Cámara Térmica

DENIOS desarrolló el diseñó y fabricación una cámara térmica con capacidad para 8 palets americanos u ocho IBCs de 1000 litros.

El calentamiento se realiza mediante vapor de agua a una presión de 6 bar y se consigue que sea homogéneo en las sustancias mediante la recirculación del aire caliente (convección), ayudado por el aislamiento térmico integral de la cámara.

Para conseguir que las sustancias puedan estar a +70ºC, es posible alcanzar hasta una temperatura de +90ºC en el interior de la cámara.

La temperatura se puede supervisar y controlar gracias a una conexión al centro de control de la planta.

La cámara térmica está equipada además con cubeto de retención integrado y con 4 puertas batientes aisladas térmicamente que se pueden usar de forma independiente. De esta forma, se disminuye el consumo de calefacción y energía.

La cámara térmica de DENIOS le ofreció a CEPSA una combinación de primera clase para un calentamiento económico de sus aditivos a la vez que sus trabajadores y el medio ambiente quedaban perfectamente protegidos.

Más información sobre el producto Estufas para bidones (cámaras térmicas)

Sistemas adecuados para mantener sus productos químicos a la temperatura óptima.

Sistemas térmicos DENIOS

  • Temperatura constante asegurada
  • Ahorro y eficiencia energética
  • Reducción de costes
  • Tiempos reducidos de calentamiento o refrigeración
  • Disponibles con con resistencia al fuego y/o equipamientos antideflagrantes
  • Con cubeto de retención según legislación vigente
  • Equipamiento conforme a GMP.

Energía calefactora

Según la fuente de energía disponible, la calefacción instalada puede ser de vapor, eléctrica, de aceite, por agua caliente, etc. Para enfriar se utilizan sistemas tipo Split o una conexión a la red de agua fría. El departamento de ingeniería de DENIOS le asesorará para realizar la elección correcta.

El principio de funcionamiento

El aire en el interior de la cámara es distribuido hacia la zona superior mediante un ventilador radial. El calefactor o refrigerador con intercambiador de calor permite calentar o enfriar el aire. Mediante el sistema de canalizaciones, el aire se conduce a la parte inferior del sistema, consiguiendo así un posterior reparto homogéneo. La combinación de intercambiador de calor y toberas, el ventilador y la geometría de los canales de aire, permiten asegurar un reparto equitativo de la temperatura y consiguiente ahorro de energía. 

Cuadro de mandos

La regulación de la temperatura se realiza mediante reglaje en dos puntos, analógico, digital o por fluido capilar sin ayuda energética. De forma eventual se pueden instalar combinaciones como mandos electro-neumáticos. Bajo petición se pueden integrar diversos puntos de medición, por ejemplo para el control y regulación de la temperatura o para documentación del proceso. 

Posibilidades de instalación

El uso de los sistemas térmicos determina las dimensiones de los mismos. La base son las sustancias a calentar, el rango de temperaturas deseado y el número y tipo de recipientes:

  • IBC / GRGs de 1000 litros
  • Bidones
  • Pequeños recipientes
  • Recipientes especiales.

Leasing

Para una financiación más cómoda. Le asesoramos con mucho gusto.

Los sistemas de calentamiento del aire también están disponibles en versión antideflagrante EX.