En la intralogística y en las industrias del automóvil y de envase y embalaje, frecuentemente se deben asegurar las compuertas de material en las líneas de transporte mediante sensores ópticos de seguridad contra la entrada no autorizada. Para detectar inequívocamente la aproximación de la mercancía transportada a un campo de protección e inhibir éste para el paso en el momento apropiado, hasta ahora se requerían procesos de muting con sensores de muting. Con el método desarrollado por Leuze electronic y denominado método SPG (Smart Process Gating), ahora se puede prescindir de sensores emisores de señales. Así, sobre la base de las cortinas ópticas de seguridad MLC se obtienen unos sistemas de transporte más compactos. Ahora quedan suprimidos los riesgos de que los sensores se desajusten o se dañen, así como el trabajo para su mantenimiento y reparación. Además se reducen los costes de adquisición, el despliegue de cableado y el peligro de manipulación, a la vez que aumenta la disponibilidad del equipo de protección en su conjunto. Especialmente en las aplicaciones de intralogística, la altura del equipo de protección depende exclusivamente de las necesidades de seguridad. No hace falta tener en cuenta los haces de sincronización. Con el SPG la primera señal de muting llega desde el controlador de procesos (PLC), mientras que la segunda señal la genera el propio campo de protección. Por ello, Smart Process Gating presupone un conocimiento detallado del proceso para que las señales de control del PLC sean puestas a disposición exactamente dentro del intervalo de tiempo esperado.