Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Se utiliza principalmente en la inspección de calidad de sustancias fluidas, especialmente cuando se requieren tests aleatorios de bienes entrantes y salientes. Es por ello un dispositivo indispensable para la formación y medición en centros educativos especializados.

Aplicaciones:

  • Fines educativos/pedagógicos
  • Industria petrolera (por ejemplo, aceites minerales)
  • Combustibles
  • Industria papelera
  • Química polimérica, cosmética, industria farmacéutica
  • Sector alimentario
  • Detergentes

Principio de medición:

El Höppler® KF 3.2 es un viscosímetro de bola. Una bola de precisión se desliza o cae sobre una distancia de medición definida a lo largo del interior de un tubo de cristal de precisión con una inclinación de 10 ° que se rellena con la sustancia que se estudia.

El tiempo de la caída de la esfera proporcionará la viscosidad de la misma. El valor de viscosidad se obtiene multiplicando el tiempo de medición, la constante de la bola y la diferencia de la gravedad específica entre la bola utilizada y la sustancia estudiada.

Un total de seis bolas de distintos diámetros y gravedades específicas permiten una medición de la viscosidad en seis rangos de medición. Un tubo de cristal con camisa y uniones para un termostato líquido permite controlar la temperatura de la sustancia estudiada.