Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

El distanciamiento personal y la higiene estricta son las principales recomendaciones para los centros de trabajo ante la lucha por el coronavirus COVID-19, y ya no solo cuando se acabe la terrible pandemia, en la "nueva normalidad" será imprescindible seguir con las pautas de higiene para prevenir futuros rebrotes. De ahí que los dispensadores de hidrogel, no estén diseñados como meros elementos provisionales, sino como un elemento común que se adapte a cualquier entorno urbano. Así ha sido concebido el modelo Higía, una elegante estación de desinfección de manos que puede ser instalada e integrarse perfectamente en su entorno.

Martín Mena aporta una solución práctica, elegante y funcional. Estaciones de desinfección de manos con pedal o sistema eléctrico mediante sensor de presencia. Se trata de dispositivos que no requieren contacto para la desinfección de manos. Están pensados para ser ubicados en lugares de gran afluencia de personas, en las entradas de los centros comerciales, aeropuertos, edificios de oficinas, empresas, hospitales y colegios. También son populares en las estaciones de servicio o en hoteles y cafeterías.

Estas unidades de higiene contactless se adaptan a cualquier entorno aportando la función necesaria con un toque de elegancia y, para que pueda mimetizarse en cualquier entorno, tienen como elemento opcional la personalización de los acabados, mediante vinilos, corte a láser, color a elegir de la carta RAL.

La filosofía de Higía se basa en que es un elemento amable y perfectamente integrado en cualquier lugar donde se ubique. El equipo interdisciplinar Martín Mena sigue y seguirá trabajando intensamente para aportar soluciones amables y urbanas para cada tipo de cliente.