Martín Mena agradece tanto a Sepisur como a la D.F. el haber confiado y apostado por sus servicios, para el asesoramiento y posteriormente suministro de 30 bancos cóncavos-convexos, modelo Lleida, personalizados con iluminación LED en la parte inferior del Banco curvo Lleida.

Consiguiendo una iluminación que no impida proyectar películas para cuando se convierte en cine de verano la plaza. Algunos vecinos viendo el resultado de esta peculiar iluminación, ya la denominan la "plaza del OVNI". Gracias al equipamiento urbano, el resultado es un mobiliario urbano adecuado a las necesidades del usuario, donde elegancia y diseño no está reñido con funcionalidad, calidad y a un precio razonable. Integrándose en este espacio singular cordobés
Ecológico: fabricados sin impregnación, reduce los vertederos al utilizar plástico reciclado y 100 % reciclable, premiado con "Der Blaue Engel" (el Ángel azul), neutro al agua, sin contaminantes (según DIN 71/3 Parques infantiles), apoyo a la economía circular. Con mantenimiento nulo: no se oxida, fácil limpieza y eliminación de actos vandálicos como el grafitty, facilidad de ajustes "in situ" para los elementos metálicos de los mecanismos del agua, se mantienen bajas emisiones, especialmente en el reciclaje, a diferencia de la madera o el acero, no le afecta la intemperie. Es más ligero que el hormigón y más barato que el acero inoxidable, cuerpo en plástico reciclado 100 %.

Se simplifica el sistema productivo, se optimizan costes y por lo tanto el PVP baja considerablemente. Y además, stocks permanentes, para dar un servicio más ágil y rápido.