EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Negocios sobre ruedas con Segway

20/07/2016, Cornellà de Llobregat (Barcelona)

La utilización del vehículo Segway en el ámbito empresarial implica rapidez, rentabilidad y flexibilidad en los desplazamientos, unas posibilidades que aumentan la eficacia de los trabajadores.

 

Empresas como MRW, Prosegur, Securitas, Heineken, Eroski, o incluso la policía, ya se están beneficiando de estas ventajas.

Combinar efectividad y rentabilidad es cuestión de equilibrio. Esta fórmula es la que ha conseguido obtener el Segway, una máquina que ha revolucionado el concepto de vehículo unipersonal. Inventado en 2001, aplica la tecnología Smart MotionTM para su funcionamiento, la cual consiste en una red inteligente de sensores, componentes mecánicos y sistemas de control que mantienen en equilibrio una plataforma y logran desplazarla sobre dos ruedas colocadas en paralelo al sentido de la marcha.

De pie, apoyada en ese soporte, con el cuerpo como único instrumento para dirigir al vehículo y agarrada a un manillar, la persona puede desplazarse en distancias medias. En el momento en que se sube a la plataforma, cinco giroscopios y dos sensores de inclinación detectan el cambio de terreno y la posición de la figura a una velocidad de cien veces por segundo. En función del ángulo descrito por el cuerpo, el Segway se mueve en una u otra dirección. Si el viajero se inclina hacia adelante, se traslada en este sentido, si se echa para atrás a la inversa, y en posición vertical, se frena.

El Segway alcanza una velocidad de hasta 20 km/h, pero se puede activar un limitador para que no sobrepase los 8 km. "Eso lo hace ideal para los desplazamientos que son demasiado cortos para coger el coche y demasiado largos para ir andando, como en las grandes naves industriales", explica Francesc Llorens, director de Segway en España. Precisamente es en el ámbito empresarial en donde el uso del Segway puede resultar más rentable. Empresas como Heineken, Prosegur, Securitas, Eroski, Volkswagen, El Pozo o MRW ya cuentan con este tipo de vehículos entre su flota para supervisar la labor de los almacenes o efectuar rondas de seguridad, por ejemplo. "Está comprobado que la rentabilidad en estos casos se multiplica entre tres y cuatro veces. En los aeropuertos, si se desea cubrir un área de seguridad o de servicio basta con dos Segway para realizar una labor en la que se precisarían nueve personas", afirma Francesc Llorens.

Diez años de vida

También supone más ventajas para el empresario en comparación con otros tipos de vehículos personales. El mantenimiento es una de ellas. El Segway se alimenta a través de un par de baterías de ión-litio, que se recargan automáticamente cuando desciende por una pendiente. Si es necesario, se conecta a la corriente eléctrica unos 15 minutos para que tenga energía suficiente como para recorrer 1,6 km. "El coste completo de una carga es de aproximadamente 10 céntimos de euro por unidad. Con una carga completa posee una autonomía de 40 km. Y equiparándolo con otros vehículos que emplean gasolina, un litro de ésta es el equivalente a cargar eléctricamente un Segway para efectuar 500 km", asevera Llorens. Además, las baterías y los neumáticos duran tres años y la vida media del aparato se estima en unos diez.

El uso del Segway en las empresas multiplica la rentabilidad entre tres y cuatro veces.

Es totalmente ecológico ya que no produce ni emisiones ni ruido. A ello hay que añadir el aumento de efectividad de las tareas, la reducción del cansancio en los operarios y la posibilidad de utilizarlo en cualquier lugar. "En zonas estrechas tiene un ratio de giro cero, por lo que es el único vehículo en el mundo que gira sobre sí mismo sin necesidad de ocupar más espacio", reflexiona Llorens.

Perfecta adaptación

Según las aplicaciones que se le vayan a dar en cada empresa existen diferentes modelos. El Segway i180 ha sido diseñado para ser veloz y manejable en cualquier condición medioambiental. Si se quiere aumentar su capacidad de carga comercial, puede equiparse con un conjunto de soportes y bolsas de gran cabida. Y al ser silencioso y no generar emisiones, se recomienda en espacios cerrados.

En cambio, para el exterior, el Segway x2 logra su máximo rendimiento en terreno irregular. Está equipado con neumáticos de baja presión, parachoques que protegen a los conductores de salpicaduras durante la conducción y baterías de ión-litio con un mayor alcance. También está respaldado por un sistema informático especialmente calibrado para que pueda desplazarse sobre cualquier superficie de una forma cómoda.

El cuerpo es el único instrumento necesario para dirigir un vehículo como el Segway.

Asimismo el vehículo dispone de una serie de accesorios para cada uso. Es el caso del kit i2 Police, diseñado para hacer más eficaz la labor de los policías. En él se incluyen una bolsa para el manillar a fin de almacenar equipamientos de emergencia y patrulla, y luces reflectantes, entre otros complementos. En los complejos empresariales el i2 Commercial Cargo incorpora una estructura con maletas laterales de gran utilidad para llevar documentación, piezas pequeñas, etc.

Demostración in situ

Todos estos modelos, junto con otros como el Segway Golf, especial para este deporte, se distribuyen en España gracias a una red de 30 concesionarios a escala nacional. En ellos se puede adquirir el vehículo a un precio medio de 5.500 euros más IVA, pero también se puede optar por la financiación mediante renting a través de la Caixa, pagando una cuota mensual de 143 euros. De igual modo, esta red ofrece a las empresas interesadas una demostración in situ. "Podemos prestar unidades de demostración para que las prueben durante unos días. El Segway es un producto que, una vez sobre el terreno, muestra al cliente su rentabilidad", dice el responsable de la compañía en nuestro país. De hecho, tal es el convencimiento de las compañías que ya hay en España 1.700 máquinas en funcionamiento.

Cadenas hoteleras, bodegas, tours turísticos, campañas publicitarias, campos de golf y empresas privadas. Las aplicaciones y los clientes son de lo más variopinto. "Se están incrementando las ventas y el interés por el producto. Se ha demostrado que en el mundo empresarial constituye una perfecta herramienta de trabajo", asegura Francesc Llorens. Tal es así que la previsión de crecimiento para 2009 tanto a escala mundial como en el caso español gira en torno al 40% o el 50%. "Hemos establecido como objetivo para el año que viene vender entre 800 y 900 unidades en España. Pero como hay mercados, como la logística o el golf, que presentan una demanda cada vez mayor, incluso puede que los niveles de expansión sean superiores", avanza Llorens.

Un invento 'equilibrado'

Detrás del Segway se esconde Dean Kamen, inventor y empresario que, junto con su equipo, creó en 2001 este vehículo. La idea se fue gestando en la cabeza de Kamen cuando vio a un joven en una silla de ruedas luchando para subir al bordillo de la acera. En ese momento se dio cuenta de que el mundo estaba construido para personas que podían mantener el equilibrio. De esta forma, él y su equipo concibieron el Sistema de Movilidad Independiente IBOT, un aparato de movilidad con equilibrio propio que permitía que los usuarios subieran escaleras y se desplazaran por arena, piedras y bordillos.

España, pionera

Más tarde, Kamen se planteó trasladar esta idea a la gente que disfruta de movilidad total. Así que fundó Segway LLC con el propósito de crear lo que se denominaría Segway PT, un vehículo en el que se invirtieron más de cien millones de dólares y que empezó a comercializarse en Estados Unidos. En 2005 desembarcó en Europa y en España, país pionero en la implantación del Segway en la policía. Ahora se ha extendido esta aplicación en el continente europeo.