La respuesta, según Hugo Beck, que ha estado proporcionando soluciones de embalaje de films a medida durante más de 65 años, es mantenerse flexible - porque no hay ninguna solución sencilla. Y, para satisfacer la creciente demanda de embalaje sostenible, la compañía ha ampliado su gama de productos para incluir soluciones basadas en el papel, con el lanzamiento de una nueva generación de máquinas flexibles de formado-llenado-sellado que utilizan tanto papel como todos los tipos de film para aplicaciones de embalaje primario y secundario.

Hugo Beck es muy conocido en la industria del embalaje por proporcionar la más alta calidad en términos de aspecto de embalaje, disponibilidad en máquina y eficiencia. Son las soluciones de embalaje horizontales y personalizadas para envases flowpack, bolsas y envolturas retráctiles - fabricadas utilizando todos los tipos de films - las que representan el negocio nuclear de esta compañía familiar alemana. Y, aunque el embalaje de papel ha estado en el portafolio durante algún tiempo, o disponible como una opción adicional para las máquinas de embalaje de film de la compañía, no ha sido un objetivo primario del negocio - hasta ahora.

"A lo largo del último año hemos experimentado un cambio enorme en la demanda de soluciones de embalaje alternativas", dijo Timo Kollmann, Director de Ventas de Hugo Beck. "Mientras que los temas de sostenibilidad, reciclabilidad y economía circular del embalaje no son nuevos, la urgencia y concienciación de la industria para hacerlos activos, más allá de la mera charla, se han incrementado de forma importante".

"En este contexto, es casi imposible tener una discusión objetiva en relación con el uso de los plásticos en general, estando el embalaje plástico o film bajo un ataque particularmente intenso en los medios de comunicación. Por lo tanto, estamos asistiendo a una gran incertidumbre entre nuestros clientes. El embalaje se percibe ahora, con frecuencia, sólo bajo una luz negativa por los consumidores, pero sin embargo el hecho es que, en el caso de numerosos productos, el embalaje es esencial y sencillamente no puede omitirse".

"También es una creciente preocupación que algunas compañías están intentando introducir el nuevo embalaje sin plástico, o también llamado embalaje ‘verde', para sencillamente dar la percepción de sostenibilidad, mientras que en realidad puede tener un impacto aún mayor en el medio ambiente, especialmente cuando se considera un análisis de verdadero ciclo de vida útil. Pasarse del fácilmente reciclable embalaje de film al embalaje de papel -o incluso llegar a deshacerse completamente del embalaje - debería emprenderse, por lo tanto, sólo cuando el beneficio de sostenibilidad haya sido bien establecido".

El objetivo nos mostrará el camino

El objetivo a largo plazo de todas las compañías debería incluir la búsqueda de una estrategia de sostenibilidad genuinamente holística. Con todo, muchos factores, tales como transporte, logística, costes de energía, posibilidades de reciclado y legislación, juegan todos ellos un papel importante. Elegir el embalaje correcto es otro paso importante hacia este objetivo. Habrá requerimientos específicos al producto que deberán tenerse en consideración. Por ejemplo, los requerimientos relacionados con la protección del producto, vida útil, higiene, propiedades de barrera y aspecto serán importantes a la hora de decidir el embalaje más apropiado. Los requerimientos de embalaje también pueden variar de país a país, añadiendo otra capa de consideración al proceso de revisión.

La elección del mejor material posible

Hugo Beck ayuda a sus clientes a elegir el mejor material posible según sus objetivos de sostenibilidad individuales y los requerimientos del producto. Durante muchos años, la compañía ha abordado el desarrollo de la innovadora tecnología de maquinaria de tres modos, para proporcionar un embalaje que reduzca al mínimo el uso de los recursos y que sea a prueba de futuro para el usuario. Estos son:

  • Reducir al mínimo el uso de film o material en la producción.
  • Procesar todos los tipos de films compatibles con la maquinaria a velocidades máximas, incluyendo los que se consideren problemáticos. Por ejemplo, procesar films extremadamente delgados, que ya se comercializan hoy día a partir de 7 μm (por ejemplo, poliolefina), films 100% reciclables hechos de monomateriales (por ejemplo, polipropileno) y films hechos de materiales reciclados y bioplásticos (por ejemplo, PLA), y asegurar su sellabilidad.
  • Contar con la flexibilidad de cambiar al papel y a otros varios materiales de embalaje como alternativa al embalaje de films, donde sea apropiado. 

Ahorrar recursos por medio de la reducción de film en un 15-70 %

Reducir al mínimo el uso de material de embalaje en primera instancia es un requerimiento clave para la sostenibilidad. Las máquinas de formado-llenado-sellado continuo de Hugo Beck son el ejemplo perfecto para conseguirlo, ya que están diseñadas para asegurar que el uso de los films sea lo más eficiente posible.

La cantidad de film requerido se reduce aproximadamente en un 15 %, sencillamente utilizando la tecnología patentada de embalaje bien ajustado de la compañía, que ofrece un buen ajuste de precisión del film y apenas ningún desperdicio durante la producción. Gracias a la altamente precisa sincronización de la unidad de sellado transversal con cada producto, los huecos se reducen a un mínimo. Esto asegura el continuo resultado de la producción de alto volumen, ofreciendo un ajuste extremadamente bien apretado, una solución de embalaje precisa y eficiente con films con un acabado incomparable. Por ejemplo, con el embalaje de una revista A4 a una velocidad de rendimiento de producción de 8000 ciclos por hora, el ajuste preciso de la bolsa asegura un exceso de film de solo 2 x 2,5 mm. Además, si la revista se envuelve por retracción, habrá menos film retraído, lo que mejorará aún más el resultado de embalaje y reducirá el consumo de energía.

Un envase retráctil clásico: caja de bombones con un film que se ajusta extremadamente bien (superposición inferior e ionización).

Uso flexible de papel y film en una sola máquina

En combinación con el uso eficiente del film, podrán conseguirse otros importantes ahorros de material de aproximadamente un 60-70 % por envase utilizando unos films de embalaje y retráctiles más delgados y, por lo tanto, más ligeros desde tan solo 7 μm. Éstos ya están siendo utilizados para productos frescos, tales como frutas y verduras, pero muchas otras industrias los están empleando ahora para reducir de forma importante sus volúmenes de embalaje. Estos nuevos films requieren máquinas que estén diseñadas para su uso específico - de lo contrario, la calidad de embalaje y la velocidad pueden sufrir. La vanguardista tecnología de maquinaria de Hugo Beck ha sido diseñada para ofrecer un rendimiento consistentemente alto, o incluso incrementado, en todos estos tipos nuevos de films, y ofrecen una importante reducción de film. Esto significa que una nueva inversión en maquinaria puede con frecuencia pagarse por sí misma en un espacio muy corto de tiempo, sencillamente sólo por los ahorros anuales de film.

"Nuestra última innovación en la tecnología de maquinaria permite ahora el uso rentable y flexible del papel, junto con el embalaje fílmico, para ofrecer una funcionalidad aún mayor a los clientes y ayudar a garantizar su inversión para el futuro", dijo Timo Kollmann. "Los sectores de la industria y del comercio cuentan ahora con toda una gama de opciones de embalaje a su disposición para procesar tanto el papel como prácticamente todos los tipos de film".

La máquina de formado-llenado-sellado horizontal de Hugo Beck -la "paper X hybrid advance" (máquina híbrida: papel-plástico)- puede utilizar tanto papel como film para el embalaje. Tras un sencillo cambio de unos 30 minutos, la máquina está lista para un producto diferente y un material de embalaje diferente. En la mayoría de aplicaciones de film, ésta lleva un sello lateral y superposición en la parte superior, mientras que para las aplicaciones de embalaje basadas en papel hay una superposición en la parte superior y un encolado estándar. También son posibles algunas técnicas alternativas de sellado y pueden desarrollarse como parte de la especificación global de la máquina.

En términos de la definición de la especificación del papel a utilizar, dependerá en gran manera del cliente y de las tendencias futuras del mercado.

Kollmann explicó: "En la actualidad estamos tratando con una amplia variedad de consultas en las que los nuevos tipos de papel para el envasado en máquina tienen que ser probados para asegurar su usabilidad. Las consultas para esta aplicación provienen prácticamente de todas las industrias; desde alimentos y enseres domésticos hasta elementos técnicos, productos de impresión gráfica, logística y comercio electrónico".

Además, las máquinas flowpack de Hugo Beck también procesan flexiblemente tanto film como papel, que deberán contener un revestimiento mínimo de algún tipo, como PE o adhesivo frío, para poder sellarse. Este requerimiento tiene que ser considerado para cada aplicación ya que, dependiendo del país, el porcentaje hasta el que el papel revestido de plástico es aún reciclable, varía de forma importante.

¿Qué nos deparará el futuro?

"A corto plazo, las nuevas técnicas de sellado, los tipos de papel y las films llegarán ciertamente al mercado, que a su vez ofrecerán nuevas oportunidades para que nosotros podamos seguir trabajando con los clientes en soluciones de embalaje que sean sostenibles en todos los aspectos", dijo Kollmann. "Dentro de esto, por supuesto que continuaremos innovando. Por ejemplo, en la actualidad hemos desarrollado una tecnología de embalaje de papel que permite que los dos lados abiertos de una bolsa de papel puedan coserse juntos con una superposición superior encolada. Éste es un estilo de embalaje completamente nuevo que es especialmente apropiado para productos textiles y para el sector del comercio electrónico, pero como todas nuestras soluciones, puede aplicarse a través de toda una variedad de industrias y usos finales. Además es posible cambiar a la producción de bolsas utilizando films también".

Y añadió: "A pesar de las crecientes demandas de innovación y de la presiones creadas para cambiar la legislación y el comportamiento de los consumidores, como especialistas en máquinas de embalaje debemos seguir centrados en ofrecer un embalaje primario y secundario que siga siendo completamente funcional, además de ser sostenible, y todo ello a partir de una inversión en maquinaria que sea a prueba de futuro para nuestros clientes".