Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Plasgad ofrece soluciones de envasado y transporte que garantizan el mantenimiento de la higiene en toda la cadena de suministro. A continuación destacamos 7 motivos por los que consumir cajas y palets de plástico reutilizable en lugar de envases de madera y cartón.

Higiene:

Las cajas y pallets de plástico se pueden lavar fácilmente e desinfectara alta temperatura para su posterior reutilización (hasta 70ºC). Las cajas de cartón por el contrario, se deterioran rápidamente y obviamente, no se pueden lavar ni desinfectar, mientras que los pallets de madera, han de ser tratados.

Protección contra la humedad y otros contaminantes:

Los envases de plástico son resistentes a la humedad y evitan su absorción. De hecho, algunos productos plásticos como las cajas sólidas y contenedores con tapa quedan totalmente cerrados y protegen el producto transportado de cualquier elemento contaminante, químico o ambiental (humedad) que pueda deteriorar su estado.

Prevención antiplagas:

Los palets de madera pueden convertirse en el hábitat perfecto para insectos y plagas. Para utilizarse en procesos de exportación e importación deben someterse a estrictos procesos de limpieza y descontaminación. De hecho, muchos países restringen la entrada de pallets y cajas de madera con objeto de prevenir plagas. Los pallets y cajas de plástico son una buena alternativa para evitar plagas y problemas en comercio internacional.

Limpieza:

Todos los productos de plástico se pueden limpiar fácilmente y preparar para su reutilización. Los productos plásticos quedan como nuevos tras un lavado rápido. Los pallets de madera por el contrario, suelen absorber la humedad del ambiente y no solo su peso (tara) puede aumentar, sino que el pallet puede sufrir deformaciones, deshacerse y dejar un rastro de deshechos, virutas y suciedad a su paso. Además, los clavos que lo conforman y las astillas que generan pueden dañar el contenido que almacenan y transportan. Lo mismo ocurre con las cajas de cartón, que generan desechos y son imposibles de limpiar.

Impermeabilidad:

Las cajas sólidas de plástico con tapa son la solución perfecta para las empresas que requieren almacenar sus productos protegidos de la humedad, líquidos, contaminación y suciedad en general. Las cajas de cartón en cambio no resisten bien la humedad y no protegen los productos de líquidos y sustancias nocivas para el producto.

Durabilidad y robustez:

Los productos plásticos presentan un bajo deterioro frente a temperaturas extremas, no se ven afectados por la humedad y mantienen su contenido intacto. Las cajas de cartón sin embargo, presentan una baja durabilidad y alto desgaste frente a agentes externos, lo que hace que no se puedan utilizar en condiciones ambientales extremas. Cuando las cajas de cartón se exponen a la humedad de salas de frío y maduración por ejemplo, absorben la humedad, se debilitan mucho y pueden llegar a dañar los productos. Además, no son lo suficientemente robustas para llevar productos pesados.

Todos los productos que fabrica Plasgad sin embargo, son muy resistentes y robustos, fabricados con la mejor materia prima para garantizar la seguridad de envíos pesados y favorecer su reutilización.

Reducción de residuos:

Las cajas de cartón se desgastan fácilmente y normalmente no se utilizan más de una vez. Se tienen que sustituir frecuentemente y se suelen acumular junto a otros desechos de cartón que han de tirarse después. Las cajas plásticas por el contrario están diseñadas para usarse a largo plazo, ser reutilizadas y recicladas. No es necesario sustituirlas asiduamente y por ello permiten reducir considerablemente la cantidad de residuo generado así como el tiempo dedicado a su gestión.

Los productos de plástico reutilizables proporcionan multitud de ventajas frente a productos de madera y cartón. Son la solución más higiénica y limpia de envasado, reducen la generación de residuos y el continuo uso de recursos. Además, permiten ahorrar considerablemente en espacio de almacenamiento, tiempo de gestión y dinero.