EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Superando el estándar: Sensor Global G6

  • 08/10/2010, Sant Just Desvern, Barcelona.

  • La función de un sensor fotoeléctrico es detectar objetos o personas. Por simple que pueda parecer, esta tarea supone un auténtico desafío tecnológico. La selección del sensor adecuado depende de varios condicionantes ambientales y económicos.

 

Solicitar información y/o presupuesto

 

Se ha producido un error y no se ha podido enviar la informaciónNo se ha podido enviar parte de la información.
Por favor, vuelva a intentarlo
Por favor, inténtelo de nuevo

Las tareas de posicionamiento, recuento y detección de la presencia de objetos en procesos automatizados requieren un sensor preciso y fiable. Estas funciones clave pueden hallarse en diferentes familias de sensores. Actualmente el mercado cuenta con una amplia gama de sensores con diferentes tecnologías y niveles de protección para satisfacer estos requisitos.

A primera vista, pueden encontrarse varios líderes tecnológicos en el campo de los sensores fotoeléctricos, pero no hay un estándar obvio para los usuarios. Sin embargo, si nos detenemos en el segmento de los sensores fotoeléctricos en miniatura, sí que hay establecido un estándar de hecho. Este estándar viene determinado por la forma de montaje: dos orificios con una separación de 25,4 mm (1 pulgada) desde la parte frontal de los sensores.

Es bastante común encontrarse con que los fabricantes de un sector determinado han llegado a un estándar tácito por cuestiones de mercado. Todos ellos tienen en común que fueron generados a partir de una tecnología abierta desarrollada por una empresa privada. El principal beneficio para el consumidor derivado de estos estándares es la aparición de conexiones, sistemas de comunicación y tipos de montaje universales.

Mejorar los productos dentro de las limitaciones de un estándar es difícil pero posible. Reducir el coste de instalación no solo viene determinado por el precio del producto en sí; ya que el montaje, el ajuste y la supervisión también influyen en el coste total. Un producto fácil de usar no solo se instala más rápidamente sino que también resulta más fiable para la detección de objetos, incluso cuando ha sido instalado por una persona no experta.

SICK AG, empresa líder en la tecnología de sensores fotoeléctricos, ha desarrollado una nueva gama de sensores bajo el estándar de 25,4 mm (1 pulgada): la serie Sensor Global G6. Estos sensores ofrecen muchas mejoras en cada fase.

Los agujeros roscados metálicos permiten una fácil y muy robusta fijación sin necesidad de utilizar tuercas de bloqueo. Ni siquiera los tornillos suponen un problema. Cuando el sensor está montado, un haz de luz muy visible facilita una rápida instalación y una correcta alineación mediante la tecnología PinPoint. Este LED mantiene un haz de luz compacto y estable que permite la detección fiable del producto y ayuda a configurar el sensor. La necesidad de emplear herramientas especiales puede ocasionar retrasos, por este motivo, SICK ha diseñado un potenciómetro giratorio compatible con los destornilladores de estrella convencionales.

Tras la instalación, la supervisión del sensor es un paso esencial, ya sea mediante la alineación con el reflector o mediante ajustes de configuración para detectar el producto. Dos indicadores LED situados tras la cubierta semitransparente de la carcasa del sensor muestran su estado y son fácilmente visibles desde cualquier posición.

Durante el funcionamiento, la fiabilidad viene dada principalmente por las piezas ocultas dentro del sensor: un completo paquete de elementos ópticos y electrónicos. El nuevo chip ASIC integrado en el sensor G6 es el resultado de más de 50 años de experiencia de SICK en el desarrollo de sensores fotoeléctricos. Su software inteligente evita la influencia de la iluminación ambiental, como la radiación solar, luces parpadeantes y la iluminación propia de la sala.

Debido a su fuente de luz modulada, el sensor no interactúa con otros sensores. Finalmente, la interferencia de campos electromagnéticos circundantes no afecta al rendimiento del Global Sensor G6. Cumpliendo con las condiciones del estándar de montaje de 25,4 mm (1 pulgada), las mejoras ofrecidas por el G6 generan un claro beneficio para los consumidores en todas las fases de la instalación y establecen una nueva referencia en cuanto a la fiabilidad de los sensores fotoeléctricos.

Teléfono
Ver teléfono
Página web
Visitar Web
E-mail
Enviar Mail
Dirección C/ Frederic Mompou, 4B
08960  Sant Just Desvern
Barcelona - ESPAÑA
(Haga click aquí para ver mapa)