Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

Storopack, empresa reconocida en el sector del embalaje, y Big Blue Ocean se han unido una vez más para limpiar las playas que nos rodean. Esta vez se han reunido la división de packaging de Storopack España y la delegación española de Big Blue Ocean para limpiar la playa de Castelldefels, Barcelona.

El pasado viernes 15 de noviembre, la división de packaging de Storopack realizó una limpieza de plásticos, colillas y otros restos (incluida una silla de plástico enterrada en la arena) de una de las playas catalanas con más afluencia durante todo el año. El equipo, de más de 12 personas, peinó la playa catalana en busca de cualquier resto que pudiera encontrar y acabó recogiendo todo tipo de residuos. Los artículos con más presencia fueron las colillas, los palos de plástico de piruletas, los envases de bebidas y los microplásticos.

Es remarcable la cantidad de microplásticos encontrados, tal y como se ilustra en las fotografías. Los microplásticos son los plásticos de reducido tamaño que provienen de envases más grandes o de productos plásticos. Debido a la sal, el paso del tiempo, el agua y otros elementos, los grandes plásticos se descomponen y rompen en pequeñas piezas, las cuales lo tienen más fácil para desperdigarse por el mar y la arena.

Storopack alerta del peligro de esta substancia en aguas donde puede haber vida marina ya que los peces y el resto de animales pueden confundir los microplásticos con comida.

El papel del reciclaje

Desde Storopack recuerdan que es muy importante el reciclaje de plásticos. Los productos plásticos de la empresa de embalaje se fabrican con un mínimo de 50% de plástico reciclado (en algunos casos se llega al 95%). Aún y utilizar plástico reciclado para hacer productos reciclables, es importante tener en cuenta que no podemos tirar ni plásticos ni papeles al suelo, en la arena, en el bosque ni en orillas de ríos ya que todos estos residuos acaban en el mar.

Storopack apuesta por la filosofía Reutilizar, Reducir, Reciclar, Renovar que tan bien les ha funcionado estos últimos años con sus productos de embalaje. La empresa alemana con sede en España certifica que la mayoría de sus productos son reutilizables y reciclables sin perder propiedades gracias a su excelente calidad. Storopack cuenta también con una gama biocompostable soluble en agua.