EL MARKETPLACE INDUSTRIAL
para empresas y profesionales

Termigo le presenta las ventajas de sus sistemas de pulverización de agua

  • 01/02/2012, Godella (Valencia)

  • Los sistemas de pulverización de agua se convierten en una solución ideal para refrescar grandes superficies o para disipar las altas temperaturas del calor que generan algunos procesos industriales.
  • Empresa: Termigo, S.L.U.

 

Los sistemas de pulverización de agua Termigo + Fog se instalan con enormes ventajas para la climatización natural de grandes espacios interiores y exteriores, debido al bajo consumo energético y las altas prestaciones de esta solución.

Hasta ahora resultaba muy difícil climatizar grandes naves industriales con los sistemas convencionales de aire acondicionado, sobre todo de aquellas naves que necesitan trabajar con puertas y ventanas abiertas.

Hoy, sin embargo, los sistemas de pulverización de agua se convierten en una solución ideal para refrescar grandes superficies (naves industriales, garajes, talleres) o para disipar las altas temperaturas del calor que generan algunos procesos industriales (fundiciones, maquinaria).

El efecto de enfriamiento también se puede combinar con un control de la humedad para aumentar la productividad en industrias específicas (papel, madera, textiles).

El agua es pulverizada a alta presión por boquillas especiales capaces de generar gotas muy finas, de menos de 10 micras, que son inmediatamente absorbidas por el aire sin mojar las superficies y los objetos. Los resultados son significativos: el bajo coste de instalación y funcionamiento, efectividad inmediata, efecto de refrigeración localizado (se encuentra sólo en áreas de interés), posibilidad de instalación en un espacio cerrado, semiabierto y abierto.

Beneficios derivados de la utilización de los sistemas de pulverización de agua para la refrigeración industrial:

  • Reducción de la temperatura y eliminación del estrés térmico
  • Aumento de la productividad y mejora de procesos industriales
  • Solución general o localizada
  • Control de la humedad relativa ambiental
  • Supresión de polvo, gases, humos y otras emisiones nocivas
  • Bajo coste de instalación y funcionamiento (ahorro energético)
  • Fácil y económico mantenimiento

Los sistemas de pulverización basan su funcionamiento en el principio de enfriamiento adiabático, que se consigue mediante la evaporación del agua en el aire; consecuentemente la temperatura seca disminuye mientras aumenta la humedad. También llamado enfriamiento por evaporación.

Otros sistemas de refigeración evaporativa de impulsión de aire son también soluciones a tener en cuenta para la climatización de grandes volumetrías y naves industriales al tratarse de sistemas de bajo consumo energético y gran capacidad de enfriamiento.